Sesión de Comunión

Las sesiones de comuniones son siempre especiales porque es un día único e inolvidable para los niños y niñas que ese año “les toca” hacer la comunión.

Se visten con un vestido precioso o un traje elegante comprado especialmente para ese día, las chicas van a la “pelu” y se adornan el pelo con cintas y flores. ¡Los nervios están a flor de piel!

Por ello, en Mi bebé Fotografía, apostamos por que las fotografías de la Primera Comunión sean tan especiales y desprendan el encanto y fantasía que merece un día tan importante. Nos gusta alejarnos de las típicas fotografías en las que los niños posan, en muchas ocasiones poses forzadas, y que no van acorde con su personalidad. Nosotras queremos que ellos se muestren tal y como son, porque esas son las fotografías auténticas de las que nos gusta presumir; niños riendo, jugando y pasándolo bien, tan bien, que ¡hasta se olvidan de que le están fotografiando!